miércoles, 12 de agosto de 2009

Haciendo periodismo en la habitación de al lado

Este fue uno de los días en los que me di cuenta que la cosa no podía seguir así.

Llegué con el tiempo justo a la sede nacional de un importante partido político, uno de los muy grandes. Pasé el arco detector de metales, me identifiqué y subí a la carrera los cuatro escalones que llevan a la sala de prensa. Crucé un par de sala y llegué a los cómodos sillones desde los que los periodistas seguimos las comparecencias. Vi a mis atareados compañeros tomando notas, pero algo verdaderamente extraño sucedía...

El compareciente no estaba allí. Su imagen nos llegaba a través de un lujosa televisión de plasma, mientras él soltaba su discurso en una sala adyacente. Una sala llena de gente del partido que, supongo, cumplían la función de figurantes. El gabinete de prensa había encontrado la solución definitiva para que los periodistas no pudiéramos hacer una pregunta ni siquiera a gritos. El líder de esta importante formación política no podía, literalmente, ni vernos.

Hasta ese punto hemos llegado...

5 comentarios:

  1. Datos, datos, con un par. Me da igual quien sea y de qué partido sea: o el que «comparece» contesta a las preguntas de los periodistas o boicot a lo que digan. Apuntado al grupo de facebook y apuntado en google reader :) Animo. Si queremos democracia, tenemos que hacerla.

    ResponderEliminar
  2. Que no digas qué formación ni qué políticos indica que estamos muy, pero que muy mal. También en este grupo de "valientes". Muchas páginas dedicadas a las trabas en Venezuela y aquí con estos pelos... ¡venga ya!

    ResponderEliminar
  3. Por la descripción de la "sede nacional" puede ser la del PP de la Calle Génova. No obstante, no estoy seguro, ya que no he estado en la del PSOE, IU, UPyD... pero en la del PP se accede así a la sala de prensa: pasas el arco de seguridad y subes unos escaloncitos al fondo.

    ResponderEliminar
  4. ¿Queremos ruedas de prensa con preguntas y luego nos autocensuramos?

    Abandono, pero ya. Qué vergüenza.

    ResponderEliminar
  5. jeje de autocensura nada, lo que pasa es que esto ha pasado en varias sedes de varios partidos... lo de las ruedas de prensa sin preguntas no es cosa de unos o de otros, lo hacen la mayoría sobre todo cuando están en el poder.

    ResponderEliminar