lunes, 17 de agosto de 2009

El dedo en la llaga

Nos dice Sylvia:

"Estoy de acuerdo pero.... ¿por qué lo periodistas últimamente preguntan tan poco en muchas ruedas de prensa en las que sí se puede preguntar?"

1 comentario:

  1. Al fenómeno del incremento del número de ruedas de prensa en las que no se admiten preguntas hay que sumarle el aumento del número de periodistas que no saben qué preguntar en las que sí se admiten. Ese debate es paralelo, pero igual de importante. La precarización de la situación de los periodistas (¿o debería decir "trabajadores de medios"?) es cada vez más frecuente en el mercado español, donde han proliferado una gran cantidad de empresas de comunicación, mientras que otras se han hecho demasiado grandes. Muchas de ellas han olvidado su función social.

    Redacciones de un tamaño cada vez menor que ocupan a profesionales que abarcan más temas de los que pueden asimilar. Redactores que van de una rueda de prensa de política a otra de cultura y que aún tiene tiempo de redactar en el mismo día una nota de prensa sobre economía. Eso conlleva poca especialización y, por lo tanto, merma la capacidad de crítica. Los medios de comunicación deberían ser el cuarto poder de cualquier democracia. En España, ese papel queda cada vez más diluído entre intereses políticos y empresariales. Nos tendría que preocupar a todos.

    ResponderEliminar